Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

jueves, mayo 25, 2006

¡Sal del blister!

Pues sí, pues hoy resulta que es el día del orgullo freak porque así se le ocurrió a alguien y porque en algunos medios de comunicación así lo han publicado.

No sé, quizá me tome demasiado en serio algo que al final es una mera iniciativa humorística, pero no voy a apoyar el día del orgullo freak. ¿Por qué? Porque no me parece bien enfocado.

La filosofía que subyace al "Manifiesto Freak" (en el que se basa esta "celebración") es, a mi juicio, completamente equivocada. No se trata de un "estamos aquí, respetadnos" (como fueron, en origen, el Día de San Patricio o incluso el Día del Orgullo Gay). Se trata más bien de "somos bichos raros, dejadnos en paz". Transcribo:

"Derecho a quedarse en casa.
Derecho a no tener pareja y ser virgen hasta la edad que sea.
Derecho a tener pocos amigos (o ninguno)".

Es decir, ¿cómo vamos a celebrar el día del orgullo freak? ¿Encerrándonos en casa para jugar con la Play? ¿Renunciando a nuestra sociabilidad para revolcarnos en nuestra propia crapulencia?

¿Y el resto de la semana? ¿Guardar nuestro friquismo como un secreto vergonzoso o como algo de lo que sólo debemos disfrutar el fin de semana, o cuando nos reunimos con nuestros amigotes freaks? ¿No hablar con el resto de gente que nos rodea a todas horas, porque no son "de los nuestros"?

Eso no es ser freak, eso es tener un problema relacional. Y grave, añado.

Vale, que sí, que este manifiesto es una coña y que probablemente estoy sobreactuando, pero al final esa es la imagen que van a dar los medios de comunicación que se preocupen por el "evento". De hecho, es la que han estado dando. Lo más suave que he leído es que los freaks somos raros.

Y yo pregunto: ¿es eso lo que queremos?

¡NOOOOOOOOOOOOOOO!

Yo al menos no. Soy un freak, lo reconozco. Y eso forma parte de mi personalidad, como el resto de mis rasgos, virtudes y defectos. Y soy un freak 24 horas al día, 7 días a la semana (igual que soy un aficionado al fútbol radiofónico, a los latinajos o a las pajas mentales jurídicas). Eso es, a mi juicio, lo que debemos hacer si nos estamos tomando "esto" lo suficientemente en serio como para querer un "Día del Orgullo": no se trata de celebrar nuestro friquismo un día concreto. Se trata de que todo el mundo comprenda que ser freak es tan normal como ser aficionado al fútbol. Ni más ni menos.

Si todo lo que queremos es que nos dejen en paz, lo tenemos fácil. De hecho, es lo que ya ocurre: somos bichos raros, y nos tratan como tales.

Pero de lo que se trata es de mucho más que eso: de que la gente comprenda que nuestras aficiones, por muy inusuales que sean, son tan respetables como la numismática o la colombofilia. Como decían en esa obra maestra que es Otaku no Video, "¿Por qué la gente considera guays a los que juegan al tenis y raros a los que ven anime?".

Dejemos de ser "objetos de coleccionista".

¡SAL DEL BLISTER!

Etiquetas:

14 comentarios:

  • A las 8:39 a. m. , Blogger Nac ha dicho...

    La verdad es que ya empienzan a tocar los huevos esos "compañeros de fandom" que llevan como bandera ser unos asociales. Si se habla de novias, sexo o relaciones sociales te miran con una media sonrisa complaciente y te sueltan: "es que soy friki"; intentando que la reacción sea una mezcla de admiración, respeto y compasión cuando en realidad lo que dan es asco pena.

    Por otro lado. Es muy bonito mesarse los cabellos con el clásico "nos tratan como bichos raros" cuando cada vez que se otea un micro en cualquier convención sale la panda de losers corriendo para que los saquen por la tele soltando memeces en cualquier lengua inventada imaginable y poniendo posturitas que harían enrojecer de vergüenza a los componentes de Locomía. Estos mismo después se quejan de los "ataques de la prensa" y de la mala imagen que se tiene frente a la sociedad.

    Mientras la bandera del fandom la lleven asociales orgullosos de ser unos perdedores y exhibicionistas que necesitan reafirmar su personalidad chupando cámara cómo un famosillo del corazón cualquiera el colectivo no va a ser más que un grupo soportado únicamente por las editoriales y empresas que obitenen unos beneficios económicos, ya sean grandes o pequeños, pero beneficios al fin y al cabo (bueno, y por las madres, pero de esas sólo hay una y soportan de sus hijos cualquier cosa).

     
  • A las 12:59 p. m. , Blogger Ilmendil ha dicho...

    Yo cuando leí el manifiesto no me gusto nada, es más si quitamos el punto 1 (y solo porque de mayor quiero ser como cierto presidente de smial que conozco ;P)yo no entraría en el concepto de "freak" y lo soy un buen rato.
    Pero vamos, como aquí en Umbar nos ha parecido "gracioso" nos vamos a ir esta tarde a tomarnos unas cervezas y a reirnos un rato a su costa.
    Eso si, en grupo porque además de freaks somos muy sociables, nos gusta la gente, salir por ahí y esgrimimos nuestro derecho a ser freaks, ducharnos y no gritar a los cuatro vientos que somos raros. Solo somos como somos y ya está.

     
  • A las 1:04 p. m. , Anonymous octal ha dicho...

    me gusta el lema "sal del blister" :)

    creo que el friki antisocial está perdiendo terreno, hubo un tiempo en el que el grupito de los que jugábamos a rol eramos unos pocos y la imagen del friki era la del chico antisocial que se refugia en eso porque no es capaz de ser una persona normal

    bueno, yo soy friki, llevo años jugando a rol, leyendo cifi y fantasía, viendo películas de culto e incluso disfrazándome para los estrenos. ¿dónde está el problema con tener una vida social? tengo muchos amigos frikis, otros no tanto, ahora mismo incluso diría que se desdibuja el límite, viendo las recaudaciones de taquilla de las películas de cifi, fantasía o comic (aunque sean adaptaciones que les hacen mesarse las barbas) yo diría que se amplía la base y se pierde el círculo cerrado de gente que no quiere tratar con los que no son frikis

    estoy con vosotros, ser un friki y tener vida social no es incompatible, no es una excusa, incluso se puede tener vida social y disfrazarse de elfo para hablar a las cámaras en quenya, es divertido. No entraré a comentar el cosplay de hombres maduros que se disfrazan de sailor moon, todos tenemos un límite en algún lado...

     
  • A las 1:37 p. m. , Blogger Frodo'N'Furter ha dicho...

    Totalmente de acuerdo con Nacho.
    Parece más el Día del orgullo loser.

     
  • A las 4:51 p. m. , Anonymous Elena ha dicho...

    Creo que, hasta ahora, es lo mejor que he leido sobre este "evento". Me ha gustado lo que has escrito porque es el sentir de muchos de nosotros. Yo soy una friki hasta la última célula de mi cuerpo, pero tengo novio, amigos, estudio, me relaciono con mi entorno... siempre dejando constancia de que me gustan ciertas cosas, pero quiero que me lo respeten. Y da la casualidad de que si vas por la vida con naturalidad, la gente te respeta todo. Y sino tomemos el ejemplo de los gays: cuando un gay va por la vida naturalmente, la gente ni se entera de que lo es (y no tienen por qué enterarse), pero si va de loca y haciendo cosas que llegan a rozar la grosería y el mal gusto... pues la gente le mira raro y dice (lo típico) "qué tío más raro".

    Pues a nosotros nos pasa 3/4 de lo mismo. Que lleves camisetas con tus personajes de cómic preferidos, o que vayas leyendo un manga en el metro, o que te vean salir de una tienda de cómics, no es razón para que tú vayas en plan: "¡¡¡Mírame, soy friki!!!".

    Además parece como si se hubiera puesto de moda, es algo que no comprendo. Ahora cualquiera es friki, cualquiera que llame la atención dentro de la sociedad es friki. Pues señores míos, yo hago mi vida con normalidad, y dentro de esa vida que llevo está el leer cómics, juntarme con mis amigos y hablar sobre pelis-cómics-series-frikadas y hacer lo que me gusta.

    Yo siempre me he considerado normal, y creo que todos los "frikis" nos consideramos normales, personas ante todo aunque con aficiones distintas de lo que la tendencia social marca.

    Que este día se realicen actividades relacionadas con el rol, los cómics, y un largo etcétera, me parece genial. Pero que no nos dejen como una "clase social" distinta e incluso inferior.

    He dicho.

     
  • A las 5:13 p. m. , Blogger Nac ha dicho...

    Ilmendil, si lo que dices está muy bien. Sana francachela en grupo y adelante (que de eso en la STE sabemos un rato), pero no me negarás que la imagen que más se transmite del fandom es la que hemos señalado repetidas veces. El asocial que no sólo se escuda en su frikismo para justificar sus faltas sino que encima luce con orgullo el ser un asocial (aún estando dentro de un grupo), no tener novia y creerse superior por comportarse de una manera que ya hace años que ha sido englobada en lo que se conoce como trastornos afectivos.

    Ya lo dije en el foro y repito. La sociedad tiene la imagen que queremos dar. No hay más. Recuerdo en la Estelcon de Lorien (en plena fiebre de la película) que siempre dejamos muy claro a los medios que eso era una reunión cultural. Con una serie de "accesorios", sí, pero privados y con un transfondo que iba más allá de disfraces y cánticos regionales (dicho esto con todo el respeto a los mismos y dentro de su contexto).

    De hecho hay unas anecdotas bastante significativas que dibujan a la perfección nuestra actitud organizando la EC2001.

    Primero en un pueblo cerca de la ciudad nos ofrecian los medios para celebrar la Mereth de una forma holgada, pero con el chantaje de que a cambio les organizaramos un pasacalles por todo el pueblo. No una serie de charlas en colegios, ni conferencias en la biblioteca sino una parada de los monstruos en toda regla.

    Lo siguiente fue una cadena de televisión que nos dijo si queriamos ir a una charla, pero con la condición de ir disfrazados y posteriormente en una emisoria de radio querían ver como era la casa de un tolkienista. "Esto es el sofa, esto la tele y esto el abuelo. No te digo."

    Por supuesto a las tres nos negamos en redondo.

     
  • A las 10:59 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    Joer, cuántas cosas que decir y cuán poco tiempo.

    Básicamente, lo que me preocupa es que, si bien todo el mundo acepta que lo de ser freak no quita para poder llevar una vida social, sigue habiendo muchísima gente dentro del mundillo que lo considera como una excusa para no hacerlo. Lo que cuenta Nac es real como la vida misma.

    Y sí, ciertamente esto del "día del orgullo freak" no deja de ser una coña. Pero ojo, que las coñas también salen en prensa. Y no se venden como coñas. Sin ir más lejos, en la SER han entrevistado a un "friqui total" que ha soltado, entre otras perlas, la frase lapidaria "Ligar siendo friqui, cero".

    Esa es la imagen que estamos dando. Del freak como ese ser que, incapaz de tener amigos y/o relaciones sociales, se vuelca en una pasión rara. "¿Para qué quiero novia, si tengo la Play?".

    Octal, yo no creo que el freak asocial haya pasado a la historia. De hecho, creo que ahora hay más que nunca. Dado que, como bien dice Elena, por alguna razón desconocida ser freak se ha puesto de moda, hay muchos asociales que se están acercando al mundillo. ¿Y por qué no? Obtienen atención, un público comprensivo y la posibilidad de hacer el ridículo sin que nadie les diga nada. Y lo siento, pero yo me niego a aceptar que jueguen en la misma liga que yo.

    Para mi, que alguien sea freak no le convierte automáticamente en una persona interesante o inteligente. Entre los freaks, como en el resto de grupos sociales, hay buenos y malos, losers y gente seria, personas por las que dejarías que te arrancaran los dedos y otras que no merecen ni los buenos días. Mientras sigamos en plan "comunidad de monstruos", aplicando nuestra propia ley del "freak" (nos ayudamos unos a otros, porque no tenemos a nadie más), no nos podemos quejar de la imagen que nos cuelguen, ni de que nos consideren estereotipos. Tenemos la imagen que nos merecemos, ni más ni menos; y esta celebración ahonda en dicha imagen. Y más grave aún: no sólo nos presenta como "bichos raros", sino además como "bichos raros que lo único que quieren es seguir siendo raros". Y repito: no es eso lo que yo quiero. Yo no quiero condescendencia o que me dejen en paz: yo quiero respeto.

    Pero para que nos respeten, primero tenemos que respetar a los otros.

    Y respetarnos nosotros mismos. Y eso es mucho más complicado de lo que parece, con el bajo nivel de autoestima que mucha gente tiene (y que, en esencia, es la clave de que hayan entrado en el mundillo en busca de un hueco donde encajar).

    PD: Nacho, creo que ya he puesto bien lo de la verificación de la palabra. A ver si arde o no arde.

     
  • A las 11:59 p. m. , Blogger Nac ha dicho...

    "PD: Nacho, creo que ya he puesto bien lo de la verificación de la palabra. A ver si arde o no arde."

    En el foro lo he utilizado y me ha ido de perlas. A ver si hay suerte.

     
  • A las 7:01 a. m. , Anonymous rudy ha dicho...

    ¿Tan importante es "volvernos respetables"? Estoy de acuerdo con muchos de los comentarios de este post (y, en lo fundamental, coincido casi al 100% con el propio post), sin embargo, detecto una cierta obsesión por... no sé, volvernos respetables, que se nos deje de mirar como bichos raros, que nos "consideren gente normal".

    No sé si soy normal o no. La verdad, me importa tres narices. Y de hecho, desde que tuve edad suficiente para pensar en ello jamás me importó que los demás me mirasen como un bicho raro, siempre y cuando yo me sintiera cómodo conmigo mismo.

    Ser friki jamás me ha impedido tener vida social. Desde luego, mis amistades no frikis (reconozco que cada vez tengo menos; y que cada vez me resulta más difícil encontrar interesante a la gente normal y tener algo de qué hablar con ellos) siempre me han considerado un tipo lleno de rarezas, de gustos extraños y actitudes peculiares: eso nunca impidió que fuéramos amigos. Por otro lado, en el lugar donde trabajo, sé que tengo fama de ser un tipo más bien peculiar, rarete; lo que, de nuevo, no me impide llevarme bien con mis compañeros de trabajo y tener una buena relación con ellos.

    Pero el meollo para mí es ¿es necesario que se nos mire como "gente normal"? A mí nunca me ha resultado necesario, francamente. Nunca he intentado parecer "normal" o explicar a los demás que mis gustos y actitudes son tan normales y válidos como los suyos. Soy como soy, no tengo ningún problema en serlo y quien me mire por encima del hombro y encuentre que mis gustos y actitudes son "rarillas" peor para él. No me va a quitar el sueño, francamente.

    En fin, no sé muy bien adónde quiero llegar con todo esto. Cosas de escribir tan temprano por la mañana. Pero básicamente es lo que he dicho. Soy friki y, aunque nunca he hecho bandera de mi frikismo (no me considero superior a nadie por el mero hecho de ser friki) tampoco me he avergonzado jamás del asunto, ni he ocultado lo que soy ni cómo soy. Y el hecho de que alguien me mire como un bicho raro... bueno, siempre lo he considerado problema de ese alguien, no mío.

    No tengo ningún interés en volverme "respetable". Tampoco ningún interés en no serlo, que quede claro.Pero sobre todo, me importa un pimiento, que se me vea o no como un bicho raro. No es mi problema. No me afecta. No va a modificar mi comportamiento ni un ápice. En tanto me sienta a gusto siendo cómo soy, que el "mainstream" social piense que soy un monstruito lleno de actitudes extrañas no me va a quitar el sueño, la verdad.

     
  • A las 8:45 a. m. , Blogger Nac ha dicho...

    Amen Rudy. Sintetizando lo ya dicho, lo que me saca de quicio es esta dualidad a la que ansían muchos de "pasad de nosotros, pero nos queremos hacer notar cuanta más mejor" y el utilizar como excusa para todos sus males que son frikis.

    Por lo que a mi respecta la "respetabilidad" se consigue cumpliendo en el trabajo y no puteando a nadie. Joer, que en mi curro (corbatas y chaquetas por doquier) me han visto todas las camisetas de batman y mis fondos de pantalla de la Casa de los 1000 cadaveres y aun es el día que me tienen que juzgar a mi o a mi trabajo por eso.

     
  • A las 12:27 p. m. , Blogger Ilmendil ha dicho...

    Nac: Hombre además de camaradería y buen rollito ayer se habló mucho de este tema y creo que casi todos coincicíamos en lo mismo. No nos gusta la imagen "freak" que se transmitía de este día del orgullo, ninguno somos asociales orgullosos de ello solo somos gente normal con unos determinados gustos.
    Aquí somos poquitos y además amigos, que no solo colegas, así que intentamos tratar el tema sin demasiada frivolidad. Yo no soy diferente/rara por tener unos gustos u otros, simplemente soy una más con mis particulariedades pero una más. No entiendo lo del día del "orgullo" porque no me identifico con ningún colectivo socialmente desfavorecido. Si hay gente que no entiende mis gustos, lo siento por ellos, puede que yo tampoco comparta los suyos y ahí se acaba el tema.
    Eso si, personalmente intento no perder la pespectiva.
    Si estoy en la STE (por ejemplo) es porque me gusta la obra de Tolkien y participo en activiades culturales relacionadas con ella, eso es una cosa y otra muy distinta si de vez en cuando los amigos nos montamos un ReV para reirnos un rato,para mi es otro tipo de ocio.

     
  • A las 1:58 p. m. , Blogger Alfredo Álamo ha dicho...

    Es que no hace falta que nos tengan que considerar normales. Somos normales. Perdón, ni siquiera "somos", como una especie de banda.
    A menos que alguien haya montado un gremio o algo.

     
  • A las 2:40 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    Hombre, por supuesto que somos personas normales y que no tenemos que demostrar nada. Y por supuesto que no "somos" en el sentido de ser un sindicato o una clase social, pero sí "somos" en el sentido de un colectivo con un interés común (igual que se puede hablar de que los bajitos o los barbudos "somos", sin que eso signifique que tengamos nada más en común que la estatura o la barba).

    Pero no sé, estuve navegando por blogs en plan aleatorio y la inmensa mayoría sacaban el tema en plan "orgullo loser", de "¿para qué quiero relaciones sociales, si tengo mi Play y mis colegotas freaks con los que jugar?". Y lo único que digo es que, si la mayor parte de la gente del mundillo es así (y a mi juicio lo es), luego no pueden quejarse porque los medios de comunicación den esa imagen y porque en la sociedad se les considere como estereotipos. Si te muestras ante el mundo como un ser asocial, el mundo te trata así.

     
  • A las 2:15 a. m. , Anonymous ale he dicho ha dicho...

    Detalle... Leer cómics (y si son de calidad) no es cosa de frikis... es cosa de Cultura General. No se quien dijo que los comics eran Literatura dibujada. Lo que habría que reivindicar no es las "frikadas" sino que el cómic es (o puede ser) alta cultura, como lo puede ser la literatura. Que la Sci-Fi es también alta cultura... y basta ya de diferenciar niveles culturales en plan intelectualoides chupatintas y amargados.
    El rollete de ser friki queda guay cuando tienes 15 años y te sirve como excusa para relacionarte con otros amigotes y no tienes valor para entrarle a la chica/o de turno que tanto te gusta... El rollete asocial queda bien en esa época... pero hay que crecer un poquito y darse cuenta que Comics, Manga... y todas las cosas "frikis" no son "frikis", son CULTURA, y son para TODOS.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal