Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, diciembre 24, 2006

Miscegenating Ratzinger

Pues sí, volvemos con nuestros amigos de Hazte Oír para proporcionarles a ustedes, amables lectores del blog, una pequeña dosis de bilis con la que digerir estas entrañables fiestas navideñas.

Su Santidad el Papa ha dicho recientemente, criticando la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, que es inadmisible que “sea el intelecto de la persona el que decide qué ser, despreciando así su cuerpo y la esfera biológica”.

Joer. O sea, que ser lo que yo quiero ser es inadmisible; me tengo que conformar con ser lo que soy.

Pero no es extraño, desde el principio de los tiempos determinadas posiciones se han amparado en que las cosas son como Dios quiere que sean, y por lo tanto no podemos cambiarlas. Y el hecho de que ese estado de cosas les beneficie a ellos es mera casualidad.

Como muestra un botón del que llevaba tiempo queriendo hablar. En 1965 un juez de Virginia condenó a la cárcel a un matrimonio interracial, aplicando una ley que prohibía estos matrimonios, y justificaba que esta ley era válida en base a este argumento:

"Almighty God created the races, white, black, yellow, malay, and red and placed them on separate continents, and but for the interference with his arrangement there would be no cause for such marriages. The fact that he separated the races shows that he did not intend the races to mix".

"Dios Todopoderoso creó las razas blanca, negra, amarilla, malaya y roja y las situó en continentes separados, y no habría razón para este tipo de matrimonios si no fuera por las interferencias en Su decisión. El hecho de que Él separó las razas muestra que no quería que las razas se mezclaran".

Afortunadamente en 1967 el Tribunal Supremo estadounidense revocó esta sentencia (y de paso, revocó una sentencia que el propio Tribunal Supremo había dictado en 1883 en la que declaraba que este tipo de leyes eran plenamente constitucionales). Su argumentación fue muy sencilla:

"Marriage is one of the 'basic civil rights of man,' fundamental to our very existence and survival.... To deny this fundamental freedom on so unsupportable a basis as the racial classifications embodied in these statutes, classifications so directly subversive of the principle of equality at the heart of the Fourteenth Amendment, is surely to deprive all the State's citizens of liberty without due process of law".

"El matrimonio es uno de los "derechos civiles básicos del hombre", fundamental para nuestra propia existencia y supervivencia... Denegar esta libertad fundamental en una base tan inaceptable como las clasificaciones raciales incluidas en estas leyes, clasificaciones que atentan tan directamente contra el principio de igualdad que es el centro de la Decimocuarta Enmienda, es sin duda privar, sin el debido apoyo legal, a todos los ciudadanos del Estado de una libertad".

Si queréis más información sobre el tema, podéis ir a Wikipedia o a este interesante artículo del Washington Post (sólo en el klingon original, me temo).

Aunque claro, igual que supuestos expertos nos dicen que los matrimonios homosexuales serán la ruina para los críos, aún hoy hay gente que piensa que esto de los matrimonios interraciales es un grave error.

Es más, haced una pequeña comparación de textos. Hazte Oír defiende, según ellos mismos, "No promueve ninguna ideología. Nuestras iniciativas están inspiradas en las ideas y propuestas del humanismo cristiano". El Ku Klux Klan, por su parte, defiende "la Constitución y una forma de vida blanca y cristiana". No suenan demasiado distintos. Claro, en España el tema del racismo aún es políticamente incorrecto, pero vamos, que no creo que tarde mucho en llegar a este paso.

Y a riesgo de que me tachen de demagogo, no puedo dejar de comentar otra de las frases del Papa. El Pontífice destacó su visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, lugar en el que identificó la “barbarie más cruel” que “quiso eliminar al pueblo de Israel y negar la existencia de Dios”.

Y durante esa época, Ratzinger luchaba contra el nazismo como un resistente más. O quizá no.

"En 1941 Joseph era ya un seminarista y contaba con 14 años e igual que todos los seminaristas desde 1939 que cumplían esa edad fue tomado para enlistarse en el servicio militar de los "jóvenes de Hitler", organización en la que participó. Un testigo relata (según el Frankfurter Allgemeine Zeitung) que los seminaristas era una "toalla roja" para los nazis y siempre eran sospechosos de estar en contra del régimen. A los 16 años, fue ascendido en las filas para entrenamiento básico de infantería para el cuidado de la fábrica de los BMW en las afueras de Munich y en este tiempo atendió Ratzinger la escuela preparatoria "Maximiliansgymnasium" con la intención de llegar a ser sacerdote. En 1944 comenzó su entrenamiento básico en Hungría, tomó parte en el "Reichsarbeitsdienst" que era un servicio de estrategia Nazi, donde él, junto con otros compañeros, construyó sistemas para cerrar el paso a diferentes tanques de guerra. En Kursk, derribó un B-17 con un montaje antiaéreo de 20 mm. Ratzinger desertó en los últimos días de la guerra, sin embargo fue tomado prisionero por soldados aliados en un campo cerca de Ulm en 1945".

Digo yo que si pertenecía a un colectivo "sospechoso de estar en contra del régimen" y aún así lo ascendieron, no debió oponerse con demasiada fuerza...

Etiquetas:

2 comentarios:

  • A las 6:42 p. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

    Yo repasaria las fuentes, ya que la batalla de Kursk ocurrió en 1943 y los sovieticos no tenian aviones B-17
    IBM

     
  • A las 12:01 a. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    La fuente es Wikipedia, que en general es bastante fiable.

    De todas formas, si estuvo o no en Kursk y si derribó o no un B-17 no pasa de ser anecdótico...

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal