Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

miércoles, enero 03, 2007

Hombreellos

Que Burger King es una megacorporación y, como tal, es intrínsecamente malvada: cierto.
Que su modelo de negocio se basa en la sobreexplotación de los recursos y es tan dañino para el medio ambiente como una docena de Chernobyls y Bhopals juntos: vale.
Que su política laboral nos traslada a las bellas estampas dickensianas y hace quedar al mobbing como un inofensivo pasatiempo: bueno.
Que venden basura y lo saben: de acuerdo.

Pero aún así, desde "Mi propio blog, con casino y furcias" apoyamos su última iniciativa. Después del follón que se montó con la hamburguesa XXL, y antes de que el Ministerio de Sanidad considerara "anulado" el acuerdo de autorregulación que había firmado con la "Federación Española de Cadenas de Restauración Modernas" (FEHRCAREM), que engloba las principales cadenas de hostelería del país, BK se planteó pasar a la acción directa. Y para ello recurrió a...

..un blog.

Desde luego que el blog tiene un sentido del humor bastante flojito, y que pretende arrimar el ascua a su sardina. Pero al menos a mi, me parece cojonudo. Si Sanidad está preocupada por nuestra salud, que prohíba las putas hamburguesas. Pero desde el momento en que permite a BK vender sus productos, y que el Estado le cobra a BK el 35% de sus beneficios en concepto de Impuesto sobre Sociedades (sin contar IVAs, tasas, ni otras chuflas), el Estado carece de toda legitimidad para quejarse sobre lo moral o inmoral de una conducta. Así que en lo que a mi respecta, es una idea cojonuda. Y si la gente quiere que sus hijos no estén gordos, que los eduquen, que no es tan complicado. Todo lo demás son parches estéticos, que no hacen nada pero quedan bien.

Y otra cosa a favor del blog: hasta donde yo he visto, no censuran los comentarios. La gente va a darles caña; el problema es que el "descelebro" que hay en este país es tan grande, que la mayoría de los trolls-wannabe sólo llegan a dar risa.

Un ejemplo: un "iluminado" escribió esto en esta entrada:

"JAJAJA QUE POCO EXITO TIENE ESTE FORO, OS PENSABAIS QUE IBAMOS A RESPONDER COMO BORREGOS, QUE OS CREEIS, QUE SOMOS AMERICANOS??? PUES NO IDIOTAS, SOMOS ESPAÑOLES, Y SABEMOS LO QUE ES BUENO Y LO QUE NO, YA HASTA EL ADMINISTRADOR TIENE QUE IR RESPONDIENDO MENSAJE POR MENSAJE PARA QUE PAREZCA QUE ESTO TIENE MOVIMIENTO JAJAJA, QUE CUTRE, CUTRE COMO VUESTRA EMPRESA ENTERA, IROS DE ESPAÑA!!"

Y es que decir que "los españoles sabemos lo que es bueno"... un país en el que lo enfermizo es tradición, donde los políticos (de uno y otro bando) dan ascopena, donde la telebasura avanza implacable, donde cada año batimos el récord de mujeres muertas a manos de salvajes, con una de las tasas de accidentes de carretera y laborales más altas del mundo occidental...

En fin, que eso, que ser español será un orgullo y lo que usted quiera, pero como modelo de racionalidad e inteligencia, no parece que podamos presentarnos, no.

NOTA 1: Por cierto, que los asociados de FEHRCAREM son para mear y no echar gota: defensores de la dieta mediterránea y de la comida sana como McDonald's, o establecimientos que venden tarros de helado de medio litro como Häagen Dazs. De verdad que flipo.

NOTA 2: Y que conste que me gustaría ver los términos exactos del acuerdo entre FEHRCAREM y el Ministerio, porque que ante los "reiterados cumplimientos" de BK el Ministerio sólo pueda considerar "anulado" el Convenio... o no era demasiado vinculante, o no están tan claros esos incumplimientos. Y es que estos Convenios suelen ser tan ambiguos, que puedes interpretarlos como te venga en gana, porque de lo que se trata es de hacerse la foto: unos (las empresas) para dar imagen de "concienciados" (¡si estuvieran concienciados de verdad cambiarían su modelo de negocio!), y otros (los políticos) para dar imagen de que están trabajando en el problema (porque lo importante no es trabajar, sino "hacer como que haces").

Etiquetas:

3 comentarios:

  • A las 12:44 a. m. , Anonymous pako ha dicho...

    Como ya dije en su momento, no me parece mal que se quiera controlar la publicidad en materia alimentaria ya sea en comida rapida (o comida basura) ya sea como en la publicidad engañosa de los alimentos light, o esa chorrada de los alimentos enriquecidos... (no puedo borrar de mi cabeza ese anuncio de leche enriquecida con fluor) que aparte de ser innecesarios, perjudican mas que otra cosa.

    El hecho de que los del "Burrykin" paguen sus impuestos (solo faltaria que no los pagaran) no les exime de adaptarse al resto de normas que le quiera imponer el estado.Por otro lado la legitimidad del estado para quejarse o imponer algo, no se basa en su coherencia (aunque tampoco estaria mal) sino mas bien en el origen mas o menos democrático de lss instituciones que lo conforman. (menudo royazo he soltao : )

    Especialmente si lo que se intenta proteger limitando la publicidad es a la infancia y los adolescentes, que son sus futuros clientes (como se pudo ver en "Supersize me"). Aunque, claro, no esta de mas que ya que el estado se preocupa de la salud de los clientes jóvenes tambien podria preocuparse de los jóvenes trabajadores de la misma empresa...

     
  • A las 1:08 a. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    "pako dijo...
    Como ya dije en su momento, no me parece mal que se quiera controlar la publicidad en materia alimentaria ya sea en comida rapida (o comida basura) ya sea como en la publicidad engañosa de los alimentos light, o esa chorrada de los alimentos enriquecidos..."

    A mi sí me parece mal. Lo siento, pero no creo en la regulación de la publicidad. Si el Estado parte de la base de que los consumidores somos responsables, la publicidad no debería tener más limites que cualquier otra manifestación de la libertad de creación y expresión: el Código Penal y la veracidad de la información transmitida. Si el Estado nos prohíbe a los consumidores (porque al final, es a nosotros a quienes nos están prohibiendo cosas) recibir información sobre determinados productos o servicios, es porque nos considera incapaces de decidir por nosotros mismos. Y lo siento, pero no le acepto a Papá Estado que me llame incapaz en la cara.

    "pako dijo...
    El hecho de que los del "Burrykin" paguen sus impuestos (solo faltaria que no los pagaran) no les exime de adaptarse al resto de normas que le quiera imponer el estado".

    No se trata de "adaptarse al resto de normas". El Estado pierde toda su legitimidad para calificar de "inmoral" una actividad cuando no sólo no la prohíbe, sino que encima se lucra con ella (igual que con el tabaco, pero en el caso del tabaco es todavía más sangrante, algún día tengo que ponerme a hablar sobre ello en serio). Si el Estado entiende que una actividad es dañina, que la prohíba o la regule. Pero no regular la actividad, sino la publicidad, es hipócrita.

    "pako dijo...
    Por otro lado la legitimidad del estado para quejarse o imponer algo, no se basa en su coherencia (aunque tampoco estaria mal) sino mas bien en el origen mas o menos democrático de lss instituciones que lo conforman. (menudo royazo he soltao : )"

    Uy, eso me suena a positivismo jurídico :) Kelsen, "toda norma emanada de los órganos establecidos para ello y que haya cumplido los procedimientos legalmente establecidos es una norma legítima". No creo tampoco en ese planteamiento: la norma, para ser legítima, ha de tener un mínimo contenido de justicia. Aplicando la doctrina kelseniana, se llegaría al absurdo de que el nazismo era legítimo...

    "pako dijo...
    Especialmente si lo que se intenta proteger limitando la publicidad es a la infancia y los adolescentes, que son sus futuros clientes (como se pudo ver en "Supersize me")".

    En primer lugar, si lo que se quiere es proteger a la infancia, ¡que se prohíba entrar al BK a niños sin compañía de adultos! Igual que se prohíbe entrar al cine para ver según qué cosas, ¿por qué no regular también esto?

    O bien, prohibir la publicidad en determinadas franjas horarias. Podría ser otra opción.

    Respecto a "Supersize me". Con el debido respeto, me parece un experimento de lo más burdo y efectista. Prueba a desayunar, comer y cenar durante un mes chuletón de buey con medio kilo de patatas y dos huevos fritos, y me cuentas cómo te pones.

    Ojo, que no estoy diciendo que la comida de BK sea sana. Es basura, y creo que nadie en su sano juicio puede dudarlo. Pero dentro de mi libertad como consumidor también entra el decidir si como basura.

    Pero es que, además, controlar sólo los temas de nutrición no vale para nada.

    http://www.elmundo.es/suplementos/salud/2006/691/1167416955.html

    "Atajar el sobrepeso y la obesidad no pasa únicamente por introducir mejoras dietéticas en nuestra alimentación. Si estas iniciativas no se complementan con la práctica regular de ejercicio físico, incluso de intensidad moderada (aunque no hace falta convertirse en un atleta profesional), y no se hace un esfuerzo por crear entornos menos sedentarios (creando más polideportivos y parques, abaratando sus cuotas…), cualquier modificación en la dieta será inútil. En definitiva, los expertos no se cansan de repetir que no se trata únicamente de comer menos, sino de moverse más. En este sentido, los españoles tenemos que hacer una transformación más profunda que nuestros vecinos europeos. Según los últimos datos disponibles, no sólo somos los más sedentarios, sino que, además, exhibimos la peor predisposición a la hora de cambiar de actitud con respecto al deporte.".

    Como ya dije en su momento, reitero: la lucha contra la obesidad infantil depende, fundamentalmente, de la educación que reciban los niños por parte de sus padres. Si los padres no consiguen enseñar a sus hijos que comer hasta hartarse no es bueno, ya podemos prohibir cosas que no conseguiremos nada: en cuanto esos niños crezcan y no se les pueda prohibir nada, ya la habremos liado.

    "pako dijo...
    Aunque, claro, no esta de mas que ya que el estado se preocupa de la salud de los clientes jóvenes tambien podria preocuparse de los jóvenes trabajadores de la misma empresa..."

    Mira, en eso estamos de acuerdo. Los niveles de explotación a que se llega en BK y empresas similares son auténticamente vergonzosos. Y la inspección de trabajo, pasando de todo. Además, si no recuerdo mal, tú tenías experiencia de primera mano en eso, ¿no?

     
  • A las 4:09 p. m. , Anonymous Pako ha dicho...

    Intentare ser mas conciso esta vez XD

    - la regulación de la publicidad tiene por objeto proteger a los jovenes (niños y adolescentes princpipalmente)y no llamarnos incapaces al resto, aunque la publicidad nos llegue a toda la población. Así que o se regula el contenido de la publicidad o la ponemos fuera de horario infantil.

    - lo del tabaco es otra historia, la toxicidad del tabaco no es comparable a lo pobre y negativo que tiene de nutritivo la comida basura. El tabaco tiene en nuestro pais un determinado "status quo" (tradición, adictos...) y los fast food empiezan a asentar el suyo aquí mas firmemente. "supersize me" si algo hace bien es reflejar ese status que si tiene el fast food en USA, el valor empírico del experimento como tu dices es nulo. Y con el fin de que no tenga ese status, apoyo las restricciones a la publicidad. Observa el aumento de burguers y restaurantes fast food en Valencia en los ultimos años p ej.

    - curioso siempre me he considerado mas iusnaturalista que positivista;) el derecho no puede tener cualquier contenido (en terminos de justicia) en eso estamos de acuerdo.

    - esta claro que una medida asi es insuficiente por si misma.

    - Todavia no he trabajado en ningun fast food (todavía...), mi vínculo laboral con la hosteleria se reduce a mis "colaboraciones" a través de ETT en la reposteria del hotel Astoria.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal