Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

sábado, marzo 31, 2007

Peatonator III

Desde el principio del siglo XX, la pacífica tribu de los peatones vivió injustamente oprimida por sus enemigos naturales, los cochistas. A bordo de sus carros de guerra blindados, estos cochistas se hicieron dueños de la calle (hábitat natural de los peatones) e impusieron su ley sin temor ni respeto.

Hasta hoy.

Payback time, bitches!

A este respecto, "Mi propio blog, con casino y furcias" quiere aclarar que el calificativo de "vándalos" utilizado por el periodista es totalmente inadecuado, dado que el comportamiento de estos jóvenes parece más propio de alanos, o quizá de suevos.

PD: "Mi propio blog, con casino y furcias" ruega a todos sus lectores un minuto de silencio en memoria de alanos y suevos, tan salvajes y bárbaros como los vándalos, pero injustamente olvidados sólo por tener un nombre menos sonoro.

PPD: "Mi propio blog, con casino y furcias" agradece a los lectores que, con constancia digna de mejor causa, han aguantado todo este mes sin actualizaciones. El dueño del casino ha estado viviendo días de suma aventura, pero a partir de ahora probablemente retomaremos el ritmo normal.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal