Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

viernes, mayo 25, 2007

Cuidado con lo que compras

(Drama de inspiración fantástico-medieval ambientado en la España moderna. Protagonistas: el MARQUÉS, el MINISTRO y el CONSEJERO)

MARQUÉS (MQ): Tío, te lo digo en serio. Esta espada es la caña: +2 a Carisma, +1 a Fuerza, +25 a la Bonificación Ofensiva y +2D10 al daño. Es la espada de un gran héroe.

MINISTRO (MI): No sé, no sé. La espada está bien, pero 1.600.000 monedas de oro es mucho. Además, no acabo de estar convencido de que ésta sea la espada de la que habla la leyenda.

MQ: Bueno, si no la quieres tú, encontraré a otro que la compre.

CONSEJERO (CO): ¡Yo! ¡Yo! Toma, aquí tienes 600.000 monedas mías y 1.000.000 más que me han dejado unos colegas.

MQ: Bien, aquí tienes tu espada y tu recibo, y si me perdonan, me esperan en Villadiego.

CO: ¡Cómo mola! ¡Tengo la espada del héroe mítico! ¡Ahora podré enfrentarme al dragón que mora más allá de la Llanura de la Desesperación y pasar a la leyenda!

MI: Pues... no es por cortarte el rollito, pero esa espada no es una espada heroica, sólo una espada ancestral. +10 a la Bonificación Ofensiva y +2D6 al daño, como mucho. No vale más de 300.000 monedas.

CO: Tú... tú... ¡lo que pasa es que tienes un ataque de cuernos porque no la has podido comprar!

MI: ¡Pero si me la han ofrecido a mí primero!

CO: ¡Nananananana, no puedo oírte!

(Cae el telón y el público recibe dos artículos en el que se informa de que la Junta de Castilla y León ha pagado 1,6 millones de euros por la espada del Cid, sólo que era falsa)

(La versión comercial de la obra acaba aquí. En la versión del director, el público se convierte en muchedumbre enfurecida e intenta correr a hostias al Consejero por toda Castilla y León, pero él los tranquiliza diciendo: "¿Y qué son 1,6 millones de euros comparados con el amor de una madre o la inmensidad del océano?". Ante tal alarde de sabiduría, la muchedumbre enfurecida se convierte en una masa de tranquilos electores demócratas, que vuelven a sus casas sabiendo que cada cuatro años tienen la opción de decir algo y que el resto del tiempo más les vale callarse).

Etiquetas: , ,

4 comentarios:

  • A las 6:26 p. m. , Anonymous Sergio ha dicho...

    Pero es que hay que saber dónde utilizarla, porque blandiéndola en la Catedral de Burgos obtiene un +20 de bonificación ofensiva por localización especial, y quienes se oponen a ella deben realizar una tirada de salvación (modificada por su puntuación en inteligencia) para no dejarse 2D10 monedas de oro como tributo al Señor de la Espada.

     
  • A las 8:12 p. m. , Anonymous Kami ha dicho...

    Da gusto leer aquí las noticias, por fin entiendo lo que pasa en el mundo...

    A la mierda, no, nolo entiendo, yo sigo sieno de la masa furiosa. Amos, no me J**** que se han astado ese P*** dineral en comprar la M***** de espada falsa esa!

    Pero si sólo había que ver que de seis kilos pasó a 1.5... C***, hay que ser G********* para dejarse timar así!

     
  • A las 12:24 p. m. , Anonymous Aldaron ha dicho...

    Hola a todos, particularmente a los viejos conocidos.

    Creo que es la primera vez que posteo aquí.

    La polemica acerca de la autenticidad de la espada del Cid trae cola desde hace años, pero en todo caso no hasta el punto de considerarla falsa más allá de toda duda.

    La hoja es claramente de procedencia andaluza y del siglo XI. Y tiene modificaciones posteriores del siglo XV. Más o menos de la época en la que Fernando el Católico se la entregó al antepasado del marqués.

    Puede que sea una falsificación, pero desde luego es una falsificación de la misma época de la que era la espada del Cid.

    En cualquier caso, resulta curioso que el Ministerio afirme que es falsa con tanta rotundidad, cuando en el año 2003 fue declarada bien de interés cultural mediante Real Decreto. Y la exposición de motivos es bastante clara. No puede decirse con plena certeza que fuese la suya, pero hay una considerable tradición historiográfica que se la atribuye. Asegurar que es falsa es, al menos, tan arriesgado como asegurar que es auténtica.

    Y con tantos siglos de por medio, -y con el liante de Fernando el Católico de por medio, podríamos añadir- casi es más importante la plausibilidad que la certeza. Y creo que es verosímil y plausible que fuese la Tizona original.

    Aquí, el Real Decreto:
    http://www.boe.es/boe/dias/2003/01/18/pdfs/A02465-02465.pdf

    Juzgad vosotros mismos. Pero estas cosas no suelen venir con un certificado de autenticidad de puño y letra del dueño. Y mucho menos cuando no la guardan sus descendientes y ha pasado por varias manos como reliquia y recompensa.

    ¿Vale un millón y medio de euros la única espada de la que desde el siglo XV se asegura que era la Tizona?

    Personalmente, creo que sí. Y mucho más, sabiendo de primera mano la alegría con la que se desperdicia en dinero público en cosas que, desde luego, no lo valen.

    Y por cierto, muchos empresarios de Burgos pusieron también dinero para adquirir la espada, aunque se atribuya todo el mérito -o demérito- a la Consejería. Una de mis compañeras de trabajo que es de allí conoce a uno de ellos.

    Un abrazo

     
  • A las 10:00 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    "Aldaron dijo...
    Hola a todos, particularmente a los viejos conocidos".

    ¡Hombre! ¡Dichosos los ojos, maese Aldaron! ¿Cómo Vd. por aquí?

    "La polemica acerca de la autenticidad de la espada del Cid trae cola desde hace años, pero en todo caso no hasta el punto de considerarla falsa más allá de toda duda. En cualquier caso, resulta curioso que el Ministerio afirme que es falsa con tanta rotundidad, cuando en el año 2003 fue declarada bien de interés cultural mediante Real Decreto. Y la exposición de motivos es bastante clara. No puede decirse con plena certeza que fuese la suya, pero hay una considerable tradición historiográfica que se la atribuye. Asegurar que es falsa es, al menos, tan arriesgado como asegurar que es auténtica".

    Hombre, aquí hay que decir que en el Real Decreto en ningún momento se dice que sea auténtica, sino que es "conocida como" la Tizona. Y creo que es menos arriesgado decir que es falsa, porque sólo hay una Tizona auténtica, pero falsas pueden haber tantas como espadas de la época.

    "¿Vale un millón y medio de euros la única espada de la que desde el siglo XV se asegura que era la Tizona?"

    Hombre, en el tema del precio yo no entro, especialmente si pensamos que un sable mucho menos molón y mucho más moderno (como el de Napoleón) lo han vendido por cinco millones. Lo único que me choca realmente es la reacción de la Consejería, diciendo que el Ministerio tiene "un ataque de cuernos" (sic). Si el Ministerio no la ha querido, que el Consejero salte a comprarla sin más, pues no me suena del todo normal. También hay que decir que el Ministerio en ningún momento ha negado que sea una espada de la época y que tenga un gran valor histórico.

    "Y por cierto, muchos empresarios de Burgos pusieron también dinero para adquirir la espada, aunque se atribuya todo el mérito -o demérito- a la Consejería. Una de mis compañeras de trabajo que es de allí conoce a uno de ellos".

    Cierto, 600.000 eurones del ala.

    Un abrazo y a ver si te prodigas más por aquí.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal