Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, junio 17, 2007

Let the enemy be gay

Me pasa th1nk3r una curiosa noticia, según la cual el Pentágono ha reconocido que encargó un estudio para crear una bomba que convertiría a los enemigos en gays, por lo que automáticamente perderían su ardor guerrero y se dedicarían a hacer el amor (aquí en español, aunque recomiendo leerla en el klingon original porque es mucho más completa).

Antes

Después

Imagino que esta campaña se complementaría con otras, como por ejemplo este cartel:

Si el tío Sam te lo pide, no te puedes negar

Claro, lo que no tuvieron en cuenta es que el simple hecho de cambiar la orientación sexual podía no ser suficiente: ¿y si, a pesar de sentirse atraídos por los de al lado, seguían prestando atención al rollo ese de la guerra?

Aclaremos prioridades, muchachos. Primero acabamos con el enemigo,
y luego nos dedicamos a la sodomía; no al revés.

Eso demuestra que los españoles molamos mucho más: ya a finales de los 70 un director de cine español (juraría que Jesús Franco, pero no estoy seguro) realizó una película en la que el científico de turno no sólo conseguía un arma que cambiaba la orientación sexual de sus víctimas, sino que además disparaba su libido. Ese es el punto de genialidad latino que les falta a los anglosajones.

PD: No, no puedo dar más datos sobre esa película. Los vagos recuerdos que tengo sobre ella provienen de la época en la que Canal 9 nos torturaba con su "Nit d'Erotisme"; ni siquiera estoy seguro de que el director sea Jesús Franco, aunque tenía su sello. Si alguien puede aportar algo de luz, le estaré muy agradecido.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal