Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

miércoles, junio 27, 2007

Lo han conseguido

Al final, las presiones han tenido éxito: un videojuego ha visto cancelado su lanzamiento, después de ser prohibido en varios países.

Creo que ya lo he dicho alguna vez, pero insisto: desde el momento en que este producto se dirige a mayores de 18 años, si el Estado me prohíbe jugar porque teme que me puede afectar, en primer lugar me está tomando por incapaz, y en segundo lugar se está arrogando la capacidad de hacer lo mismo el día de mañana con libros, películas o noticias ("La gente no debería saber que el Gobierno ha hecho esto, podría afectarles").

La censura no es una cuestión de grados. La censura, y esto es censura, no debe ser aceptable nunca; ningún producto fruto de la imaginación debería tener más límite que el Código Penal. Una vez abierta esta Caja de Pandora, ya sólo nos queda ir para abajo.

Etiquetas:

9 comentarios:

  • A las 10:04 a. m. , Anonymous Nacho Nornorë ha dicho...

    Bueno, Helm, tampoco hay que dramatizar tanto. A fin de cuentas lo que ha pasado es que le han dado la clasificación de 'Solo para Adultos' y como con esa clasificación no puede vender en los grandes almacenes, Sony y Nintendo se han bajado del carro porque veían reducido su canal de distribución, y por tanto, sus beneficios.
    Otra cosa es que haya países que lo han prohibido directamente, pero esos son los de siempre. Aquí no creo que eso pasará

     
  • A las 11:16 a. m. , Anonymous octal ha dicho...

    Vamos a ver, si un producto solo se puede distribuir a traves de superficies comerciales y estas niegan la distribución a una clase de productos estás haciendo una censura de facto.

    En el caso de Reino Unido, de hecho, Manhunt2 ha sido prohibido, como lo fue en su momento Carmaggedon. En el anterior caso luego se levantó la sanción. En Alemania el mismo juego tuvo que ser modificado para que en lugar de gente normal, atropellaras robots o zombies (no me acuerdo) y la sangre no fuera roja.

    Supongamos que se exige a cualquier película de acción que la gente que muere a manos del protagonista sea sustituida por robots y zombies... o en un libro. O que se prohiba una obra de teatro porque consiste en los desvaríos de un loco que va matando gente.

    En fin, lamentable, pero lo más triste es que no me resulta sorprendente.

     
  • A las 4:15 p. m. , Anonymous Nacho Nornorë ha dicho...

    Que no Pepe, que no. Que el tema está en que una gran superficie no puede tener expuestos a la vista material solo para adultos (¿o pensabas que el que no hubiese revistas porno en el Carrefour era casualidad?), para evitar que un chavalin lo coja y se lo lleve a casa.
    El caso es que es normal que existan restricciones para evitar que el material para adultos pueda ser "consumido" por un menor. Y esas restricciones no son censura, sino medidas legales del mismo calibre que no permitir la entrada de menores a un pub.
    Podeis estar de acuerdo o no con esas medidas, pero censura, lo que se dice censura, no es.

     
  • A las 5:55 p. m. , Anonymous octal ha dicho...

    Tendría que ver si las películas de temática similar, no sé, algo de Dario Argento que se puede comprar en la fnac sin problemas, reciben el mismo tratamiento. Y en cualquier caso, el porno tiene sus canales de distribución, pero no hay un circuito de "juegos para adultos" donde se pueda ir a comprar los juegos que no son apropiados para niños. Si se ponen trabas suficientes a la accesibilidad de un producto por parte del público, da lo mismo que no haya una censura "oficial", en la práctica no es rentable producirlo y se abandona la producción.

     
  • A las 6:20 p. m. , Blogger Mariscal Von Adanost ha dicho...

    Las grandes superficies si venden material "solo para adultos" como es el caso de las bebidas alcohólicas. Pero es lo de siempre, no puedes privar al españolito medio de sus vicios ni decirle cuantas copas puede beber antes de conducir, en cambio todo lo que tenga que ver con el sexo o la violencia es otra cosa.
    Podemos ir con nuestros hijos al carrefour a comprar bebida para pillar una melopea, pero nada de que vean un culo o una manta de hostias, que para eso ya está la programación infantil de la tele.

     
  • A las 6:23 p. m. , Blogger Nac ha dicho...

    Adanost, su ración de manta de hostias la pueden conseguir perfectamente comprandose un pack de la Jungla de Cristal o de VanDamme en la sección de dvdeses del gran almacén de turno.

    La violencia, para esta gente, sólo es mala dependiendo del distribuidor de la misma.

     
  • A las 6:55 p. m. , Blogger Frodo'N'Furter ha dicho...

    A Take TWo y Rockstar les tienen ganas desde lo del Hot Coffee del GTA San Andreas.
    Creo que hay mucho de eso en este caso.
    Yo sigo teniéndolo en la agenda para comprarlo.

     
  • A las 11:00 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    Nacho, Pepe, no es exactamente como decís. No es que le hayan dado calificación "18+", es que Irlanda, Gran Bretaña e Italia han prohibido su venta. Así, como suena. Estos Gobiernos piensan que Manhunt 2 es un material tan nocivo como la heroína, los residuos nucleares y la pornografía infantil.

    Y en cuanto a que sean "los de siempre", no sé, yo esto de prohibir contenido porque ofende a la gente lo veo más propio de Arabia Saudí o de Irán. No de tres Estados miembros de la Unión Europea.

    La censura está avanzando. En España se han prohibido obras de teatro (o, mejor dicho, no se han prohibido: se han "dejado de apoyar") porque lo que se decía en dichas obras disgustaba a este o a aquél. Y lo estamos aceptando con toda la tranquilidad del mundo, porque lo hacen por nuestro bien. Lo siento, pero por ahí no paso: vale que el Estado sea un mal necesario, pero yo no le he autorizado a que vele por mi higiene mental. No se lo he pedido, y no quiero que lo haga; soy mayorcito para saber lo que compro, lo que leo y lo que consumo.

     
  • A las 11:21 p. m. , Blogger Nac ha dicho...

    La censura lleva bastante tiempo instalada entre los británicos. La tijera aplicada a películas o incluso su prohibición es algo común.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal