Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

lunes, julio 02, 2007

Feliz día de la dependencia

Algunos de vosotros conocereis mi afición (casi devoción) por tshirthell, una de las páginas de humor más cruel y salvaje de Internet. Bajo la fachada de una simple página de venta de camisetas, oculta una de las mentes más enfermizas, violentas y geniales del mundo, aunque es obligatorio advertir que su humor es tan tóxico y corrosivo que la mayoría de la gente no puede soportarlo. Para los responsables de tshirthell no hay nada, absolutamente nada, que no pueda ser parodiado despiadadamente; por eso, sólo es recomendable si tu sentido del humor te permite echarte unas risas con chistes sobre tragedias humanitarias, enfermedades terminales o la muerte de personajes famosos.

Uno de los aspectos menos conocidos de esta página es su newsletter, que además de informar sobre los nuevos modelos de camisetas incluye las (gloriosas) reflexiones del misterioso jefe del cotarro. En el último número (que podéis leer aquí en el klingon original), el "artículo de fondo" lleva por título "Feliz Dia de la Dependencia" y, con la excusa del cuatro de julio, realiza una serie de consideraciones que, a mi juicio, son acertadísimas y que se relacionan con aspectos que hemos comentado en este blog, como la libertad individual y el papel del Estado en la defensa de nuestros derechos. Así que aquí lo tenéis en español (advertencia: antes de empezar a leer, desconectad vuestros detectores de ironía):

"Enciende la barbacoa y baña a la abuelita Helen, porque el 4 de julio casi ha llegado. En mi caso, el cuatro de julio es el día en el que celebro el aniversario de la primera vez que mi tío Jeff abusó de mi, pero soy consciente de que la mayoría de vosotros celebrará la independencia de América. Y, aunque estoy encantado de participar en cualquier evento que me permita ver colores brillantes en el cielo sin recurrir a las drogas, me siento obligado a preguntar: ¿Quién coño ha dicho que la independencia sea algo bueno?

Desde hace tanto tiempo, nos han clavado tantas veces en el cerebro la idea de que una nación libre es la mejor opción, que nunca nos hemos tomado el tiempo necesario para considerar las ventajas de la alternativa. Cada vez que pienso en las molestias que soporto en un día normal, todas ellas derivan del hecho de tener demasiadas libertades.

La libertad de expresión, de religión y todas las demás quedan bien sobre el papel, pero lo que estas libertades han hecho en realidad es darnos un montón de preguntas que tenemos que valorar y que nos angustian. Pero si el Gobierno interviene y nos dice todos lo que tenemos que hacer y creer, todo ese stress desaparece al instante.

Ya no tendrías que preguntarte si Dios tiene cuerpo de morsa y brazos humanos, o si siquiera existe. Tus líderes, simplemente, te obligarían a saber exactamente qué es Dios. "¿Era eso? ¿Nuestro salvador nació de una virgen y, por alguna razón, puede caminar sobre el agua? Me acabas de quitar un peso de encima".

Y, aunque es cojonudo que el Gobierno me diga con quién puedo casarme y con quién no, simplemente no es suficiente. Que no me digan sólo con qué sexo puedo casarme. Que me digan también la raza y la edad. Que me liberen, tanto como sea posible, de la necesidad de pensar. Que me digan qué películas y videojuegos debo comprar. Que me digan qué banderas puedo quemar. Que me digan qué debo desayunar. No necesito la complicación de la libertad.

La idea básica es que el Gobierno debería convertir a sus ciudadanos en una extensión del propio Gobierno. Cuando veo imágenes de mujeres iraquíes, no veo un grupo oprimido o perseguido. Veo un montón de mujeres que, probablemente, han podido dormir como benditas porque no se tienen que preocupar sobre la naturaleza de Dios, y ni siquiera sobre qué ponerse al día siguiente. La respuesta es, siempre, un burqa.

Así que este Día de la Independencia, deshagámonos de todas esas libertades por las que lucharon nuestros antepasados revolucionarios. Porque una mente que no toma decisiones es una mente feliz".

Etiquetas:

1 comentarios:

  • A las 12:11 a. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

    limones salvajes del caribe

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal