Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, febrero 24, 2008

Las cosas cambian

Todos los varones del mundo occidental compartimos un temor instintivo a la cárcel, dado que es público y notorio que en la cárcel te pueden... a ver cómo lo digo... te pueden petar el cacas, vaya. Lo hemos visto en infinidad de películas, muchas de ellas serias (como "American History X" o "Cadena Perpetua"), por lo que tiene que ser verdad.

Claro que en la vida real, te pueden pasar otras cosas. En la vida real, no te sodomizan... te hacen una felación. No, no te obligan a hacérsela a otro: te obligan a dejar que otro te chupe la tranca.  Cosas veredes.

Aunque hay que agradecer al redactor de la noticia que no dé muchos detalles. Porque macho, no quiero saber en qué situación se encontraba el funcionario de prisiones cuando entró la empleada de turno para pillarle.

PD: Crédito por esta noticia a Sergio, el pilar central del Team Rescepto.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal