Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, marzo 30, 2008

La pornografía sigue acojonando

Más capítulos de lo que ya hablamos en un momento anterior: el Gobierno de Indonesia prohíbe el acceso a páginas pornográficas, bajo pena de cárcel (ya tenemos otro país en la lista de "No paso allí mis vacaciones ni borracho"); y a las jugadoras de un equipo de softball las despiden tras posar desnudas para Interviu reclamando mayor atención para su deporte y denunciando que entrenan en un patatal (a pesar de que posaron con ese desnudo característico de las deportistas en Interviu, que no se ve nada ni por casualidad).

Quod erat demonstrandum.

En este contexto, no deja de ser una buena noticia poder disfrutar de la imagen de la Primera Dama de Francia en todo su esplendor.

Reconozcámoslo: envidiamos a Sarkozy.

Pero no deja de ser una excepción. La capacidad que se están auto-irrogando muchos Gobiernos y sociedades de prohibirnos el acceso a contenidos "inmorales" me preocupa, porque la pornografía es, a la vez, consecuencia y requisito necesario para la libertad de expresión.

Si un Estado prohíbe la pornografía, si un Estado declara que el mero hecho de ver cuerpos desnudos de personas mayores de edad que han accedido voluntariamente a mostrarlos es "inmoral" y por tanto no debe ser permitido, nada le impide prohibir la divulgación de cualquier otra información, porque es igualmente inmoral.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal