Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, abril 20, 2008

Dispárales a todos

No conozco el origen de la expresión "Shoot 'Em Up", pero para mí, desde mi más tierna infancia, esa expresión está relacionada con la época gloriosa del ZX Spectrum, e identificaba videojuegos sin argumento, sin sentido y cuyo único aliciente era la violencia (pixelizada, pero indiscriminada). Quizá hubo otros anteriores, pero el primero que recuerdo (y el que mejor representa lo que digo) fue el inmortal "Commando", adaptación de la máquina recreativa del mismo nombre.



Así que cuando me enteré de que había una película con ese nombre, y encima con buenos actores, me hice el propósito de verla. Pero ya saben lo que pasa: muchas cosas que ver, poco tiempo para ir al cine, tener que averiguar si lo de Bulletproof Baby era o no marketing viral (a día de hoy, todavía no lo tengo claro)... En suma, que no pude.

Afortunadamente, ayer nos reunimos el Team Rescepto y pusimos remedio a esta carencia. Y digo carencia porque "Shoot 'Em Up" es una de las películas de acción más entretenidas y desfasadas que he visto en los últimos años.

El ¿argumento? es tan acojonantemente sencillo, que los propios protagonistas se ríen de él (continuamente, además). Clive Owen

Qué estilazo.

es una especie de tirador de élite llamado Smith. Odia a todo el mundo, excepto a Monica Bellucci 

Ñam.

que es una prostituta especializada en dar de mamar a sus clientes. Por diversas circunstancias que no vienen al caso, ambos se encuentran al cargo de un bebé a quién persigue incansablemente Paul Giamatti

Cariño, te llamo luego (literalmente).

que es un ex-psicólogo forense especializado en trazar perfiles de la gente y que ve cosas que los que le rodean (incluyendo los espectadores) no perciben, lo que le permite llegar a conclusiones alucinantes.

Y ya está. A partir de ahí, un recital de tiros, coreografías a cual más alucinante, zanahorias, perros disecados, chalecos antibalas tamaño bebé, dedos rotos, chistes malos desgranados uno tras otro por un Clive Owen impagable y saltos lógicos a cual más retorcido (destacando entre todos ellos el del heavy metal, que demuestra una vez más que el heavy es amor).

No vamos a engañarnos. "Shoot 'Em Up" es una película de acción que sabe lo que es y no se avergüenza de ello. No pretende tener profundidad, ni enseñarnos nada, ni siquiera que nos creamos lo que estamos viendo; se trata de adrenalina en estado puro, perfectamente llevada y diciéndole al espectador desde el primer momento: "Tío, sabemos que esto es un desbarre, pero ¿a que mola?". Y por eso, como era de esperar, sufrió un considerable hostión en taquilla: costó 46 millones de euros y apenas recaudó 24 a nivel mundial (según datos de imdb). Es algo que nunca entenderé: una película de acción cojonuda (si lo que quieres es acción), buenos actores y el aliciente de Monica Bellucci (que no sale en bolas, pero casi), y aún así se estrelló. Como "Dead Or Alive".

La pelea más estética de la historia.

O como "D.E.B.S.".

Colegialas con faldas cortas, armas de fuego y trampas de pinchos.
Si el Cielo existe, tiene que parecerse a esto.

Y sin embargo, bazofia como la segunda y la tercera de "The Fast and the Furious" ganando pasta a espuertas. No hay justicia.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

  • A las 12:31 a. m. , Blogger Dídac ha dicho...

    La gente suele decir que se estrellan por que son "malas películas". Es un error terminológico.

    Una película es mala cuando no te da lo que te esperas de ella. Tus ejemplos son eso... filmes capaces de hacerte pasar en torno a los 160 minutos de entretenimiento mental y visual, y de las que se pueden extraer chistes y quizás una o dos escenas bien llevadas a cabo desde el punto de vista de la crítica.

    No he visto D.E.B.S. ni Shoot'em up, pero si DoA, y me basta para sacar una conclusión.

    Puede que no ganen premios, pero cumplen su función

     
  • A las 11:27 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    " dídac dijo...
    La gente suele decir que se estrellan por que son "malas películas". Es un error terminológico. Una película es mala cuando no te da lo que te esperas de ella. "

    Más que de mala o buena, yo hablaría de que estas películas son honestas. Saben lo que son, no se avergüenzan y pretenden que el espectador disfrute con ellas.

    Por eso me enciende que se estrellen en taquilla, y que productos de acción mucho menos honestos y mucho más pretenciosos sí funcionen.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal