Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, abril 20, 2008

¿Dónde está Wally?

Hace ya años (como podéis ver en este artículo del año 2004) que existen unos pequeños chips que, por un modiquísimo precio (39.000 pelas de las de antes el primer año, y 9.000 cada uno de los tres siguientes), se instalan en un coche y permiten localizarlo con un margen de error de 10 metros.

"Buah", diréis vosotros, "eso ya lo sabía. ¿A dónde quieres llegar?".

Pues muy sencillo: a que no entiendo cómo cojones es posible que una puta maleta radiactiva sea sustraída y no lleve uno de estos chips. ¡Por el amor de Dios! Es material nuclear. ¡Hay que tenerlo localizado en todo momento! Ya es grave que se lo dejen dentro de un coche aparcado, pero eso es una cuestión de negligencia del funcionario de turno; ahí hay poco que hacer. 

¡Pero coño! La maletita en cuestión, entre el coste del material nuclear y el coste de las medidas de aislamiento que tiene que llevar, debe costar varios miles de euros. ¿No pueden gastarse trescientos euritos más, y tienen la puta maleta localizada durante cuatro años? Es que es muy serio, joder, que si en vez de unos simples quinquis los que se llevan la maleta son primos del Osama Bin Laden pueden armarla pero gorda...

Tanta paranoia de seguridad en los aeropuertos, tanto control aleatorio estúpido en el que te piden los papeles aunque vayas por tu barrio, y para cosas como estas no hay ningún tipo de control. País.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal