Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

viernes, septiembre 19, 2008

No, el cine español no se salva de la quema

Titular de 20minutos: "El cine español se salva de la quema".

Haciéndose eco de las noticias del Ministerio de Cultura (esos inútiles), el cine español va de puta madre: 7,5 millones de espectadores en lo que va de 2008. La crisis sólo afecta al cine extranjero, que es el que pierde espectadores.

Pero hagamos un poco de matemáticas, que ya sabéis que me gusta.

El cine español ha tenido 7,5 millones de espectadores, y un total de 230 largometrajes exhibidos. Una media de 32.802 espectadores por largometraje.

El cine extranjero ha tenido 51,5 millones de espectadores, y un total de 857 largometrajes exhibidos. Media: 60.096 espectadores por largometraje.

Y si a eso añadimos que 2,7 millones de espectadores del cine español se reparten sólo entre dos películas ("Mortadelo y Filemón: Misión Salvar la Tierra" y "Los Crímenes de Oxford", sí, esa mierda de película; ya dijimos en su momento que iba a ser un éxito), concluimos que el resto (4,8 millones) se reparten entre 228 películas. Con cifras tan portentosas como:

* "Vampir: Cuadecuc", con 795 espectadores (guau).

* Una película a la que se le dio cierta bola en los medios, "Casual Day": 157.260 espectadores, 906.000 euros. 

* Otra película con la que dieron el coñazo lo que quisieron y más: "Oscar, una pasión surrealista": 47.064 espectadores, 217.000 euros. Y podríamos seguir, y seguir...

Señores: el cine español, así, en abstracto, no se salva de la quema. Es un negocio deficitario, que sobrevive artificialmente gracias a las subvenciones de Papá Estado, que interesa a una minoría cada vez más minoritaria, que no tiene claro lo que quiere ser de mayor (y ni siquiera si quiere ser mayor) y que sigue atrapado en una serie de clichés y lugares comunes (la Guerra Civil, sin ir más lejos). Vale que haya gente que se escapa de esta definición, pero en general, el problema del cine español es muy simple. Faltan dos cosas: una, talento; dos, que los directores se jueguen su pasta. 

Pero eso no ocurrirá jamás. Porque ningún Gobierno va a tener los huevos de coger a tanto parásito, bocachancla y medianía y decirles: "Señores, se acabó vivir de la sopa boba, a currar".

Etiquetas: ,

4 comentarios:

  • A las 9:06 a. m. , Blogger José.Fabregat ha dicho...

    Heinlein presidente, YA!

     
  • A las 10:20 a. m. , Anonymous Burrigayen ha dicho...

    ¿Alternativas?
    ¿Que se acabe el cine español?
    Bueno, y ya de paso el cine independiente.
    ¿Dejarlo todo en manos de las cuatro o cinco grandes productoras americanas que, por cierto, ya dominan prácticamente todo el cotarro? Sí, cuán mejor mundo sería ése. Cuánto disfrutaríamos con todas las películas clónicas, nos darían la carnaza que nos hacen creer que queremos y nos evitarían tener que volver a pensar y decidir.

     
  • A las 1:59 p. m. , Blogger Nac ha dicho...

    Pregunta a burrgayen que parece muy puesto en todo esto.

    ¿Las producciones independientes norteamericanas que tan buena acogida tienen en Europa y se alejan de los estandares de las majors también viven de papa-estado como es presuntas joyas del cine español?

    ¿Qué problema habría si en vez de ayudas a fondo perdido y sin dar justificación a nadie fueran creditos al 0% con la obligación de devolverlos como cualquier hijo de vecino?

     
  • A las 3:53 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    "burrigayen dijo...
    ¿Alternativas?
    ¿Que se acabe el cine español?"

    Confundes el tiempo verbal. El cine español *ya* ha acabado. Está muerto, y se le mantiene con vida artificialmente con mi dinero y el tuyo. Lo cual no me parece mal necesariamente, pero coño, que por lo menos tengan la decencia de no restregármelo por la chepa.

    "Bueno, y ya de paso el cine independiente."

    Como dice Nac, las producciones independientes no creo que vivan del Estado. Porque (aunque suene a Perogrullada) si dependes del Estado, no eres independiente.

    "¿Dejarlo todo en manos de las cuatro o cinco grandes productoras americanas que, por cierto, ya dominan prácticamente todo el cotarro? Sí, cuán mejor mundo sería ése. Cuánto disfrutaríamos con todas las películas clónicas, nos darían la carnaza que nos hacen creer que queremos y nos evitarían tener que volver a pensar y decidir".

    Hombre, puestos a poner extremos, ese futuro me parece menos preocupante que el presente que vivimos: una pléyade de inútiles viviendo del aire, el Estado gastándose en ellos el dinero, y encima tener que soportar sus ínfulas de superioridad moral. Porque es que encima van de rollo progre concienciado chupiguay.

    Porque estos pseudo-progres del cine español, si te lo planteas, son más neoliberales que los neocons. Las pérdidas que las pague el Estado, que para eso está para garantizar la supervivencia del sector; pero los beneficios, para las productoras y directores, que eso de devolver las subvenciones y dejar que el Estado libere recursos para apoyar a otros cineastas no estaría bien.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal