Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

jueves, septiembre 11, 2008

Todo está en el contexto

Javier Clemente sale y dice que ojalá se hubiera muerto un periodista en un accidente que tuvo, porque ese periodista luego le ha insultado y se ha metido con él.


Si en vez de un accidente se tratara de un atentado, si alguien dijera que ojalá "X" hubiera muerto a manos de terroristas, probablemente lo investigaría la Audiencia Nacional.

Pero es más. Esta pasada madrugada alguien pegó un tiro a una de las sedes de la Conselleria de Cultura.  No lo he visto recogido en ningún medio de comunicación nacional, y la atención que le han prestado en los medios locales ha sido más bien escasa.

Si esto hubiera pasado en Bilbao en vez de en Valencia, ¿habría tenido el mismo tratamiento por parte de los medios (tanto en cobertura como en forma de enfocar la noticia)?

Creo sinceramente que hay algo que no marcha del todo bien en este país, si una misma cosa puede ser considerada de forma muy distinta simplemente por tener un contexto u otro.

Etiquetas:

3 comentarios:

  • A las 8:09 p. m. , Anonymous pako ha dicho...

    En el caso de clemente creo que la comparación con la apología del terrorismo no es adecuada.

    Si bien es criticable el desear la muerte a alguien ,estamos hablando de un hecho que se producíria a causa de un accidente y no a consecuencia de un crimen como el terrorismo que ademas está especialmente perseguido en el C. Penal. Podría entenderse que Clemente ha lesionado el derecho al honor de Manolo Lama y por ahi perseguirse (tal vez) de oficio.

    Otra cosa es que el amigo Clemente hubiera amenazado de muerte a Manolito Lama, cometiendo un delito de amenazas...

    Y sin restarle gravedad a lo de la bala (que segun la noticia aun no esta confirmada que sea una bala), veo normal que no se le la misma relevancia por lo que el hecho mismo implica en uno y otro territorio.
    Eso si en el caso de que hubiera víctimas (y no necesariamente mortales) no vería bien un trato diferente por parte de los medios.

     
  • A las 12:44 a. m. , Blogger Francisco Fernández ha dicho...

    Pues yo llego a ser su jefe (o sea, el presidente del Real Murcia) y le pongo delante de micros y cámaras a limpiarse la boquita con jabón (y eso, o pulirse las meninges con piedra pómez) Y si no, la Comisión AntiViolencia, que ya está tardando.

    Deporte, escuela de convivencia, etc, etc

     
  • A las 12:23 a. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    "pako dijo...
    En el caso de clemente creo que la comparación con la apología del terrorismo no es adecuada".

    No estoy diciendo que haya hecho apología del terrorismo. Lo que digo es que:

    - A sufre un atentado y B dice que ojalá se hubiera muerto.

    - C sufre un accidente y D dice que ojalá se hubiera muerto.

    Ambas conductas me parecen igual de graves. Pero estoy seguro de que en el primer caso se buscaría algún resquicio para proceder contra B, y en el segundo caso la conducta de D es irrelevante penalmente. No es una cuestión de si uno es apología o de si se atenta contra el derecho al honor; creo que lo más grave que le puedes decir a alguien, mucho más grave que cualquier insulto o descalificación, es "ojalá te mueras". Y me parece absurdo que valoremos la gravedad del dicho según la causa de la muerte.

    Y respecto a lo de la bala, yo sigo sin verlo normal. Un presunto atentado con un arma de fuego contra un edificio público debería recibir el mismo tratamiento en cualquier lugar de España. Porque el hecho no implica algo distinto en Euskadi o en la Comunitat Valenciana; el hecho es el mismo e implica lo mismo. La única diferencia es que, mientras que con cualquier noticia que pase en Euskadi lo primero en lo que pensamos es en "terrorismo", lo mismo en cualquier otro lugar de España es "habrá que investigar".

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal