Mi propio blog, con casino y furcias

¡Ah! ¿No hay sitio para mi en vuestros blogs, eh? ¡Vale! Me construiré mi propio blog. Con casino. ¡Y furcias!

domingo, octubre 25, 2009

Annabel Lee


Hoy toca una entrada que ha sido muy fácil de elegir, por dos motivos.

Por un lado, como ya informamos en su momento, este año se celebró el 200º aniversario del nacimiento del gran Edgar Allan Poe, razón por la cual esta canción debía tener un lugar en el blog antes del final de año.

Por otro lado, hoy ha sido el cumpleaños de Carlos, aunque lo celebramos ayer rodeados de una inmejorable compañía. Y aunque el gusto musical de Carlos es bastante malo en general, es mi obligación intentar poner algo que pueda gustarle; y este tema no sólo es magnífico, sino que también es uno de los clásicos de nuestra infancia y juventud.

Y sin más, les dejo con Radio Futura y su magnífica adaptación al castellano del magnífico poema de Edgar Allan Poe "Annabel Lee", del que puedan disfrutar aquí en el klingon original. Y recuerden que no brilla la luna sin traérmela en sueños, ni brilla una estrella sin que se vea sus ojos...



ANNABEL LEE

Hace muchos, muchos años en un reino junto al mar
habitó una señorita cuyo nombre era ANNABEL LEE
y crecía aquella flor sin pensar en nada más
que en amar y ser amada, ser amada por mi.

Éramos sólo dos niños, mas tan grande nuestro amor
que los ángeles del cielo nos cogieron envidia
pues no eran tan felices, ni siquiera la mitad
como todo el mundo sabe en aquel reino junto al mar.

Por eso un viento partió de una oscura nube aquella noche
para helar el corazón de la hermosa ANNABEL LEE
luego vino a llevársela su noble parentela
para enterrarla en un sepulcro en aquel reino junto al mar.

No luce la luna sin traérmela en sueños
ni brilla una estrella sin que vea sus ojos
y así paso la noche acostado con ella
mi querida hermosa, mi vida, mi esposa.

Nuestro amor era más fuerte que el amor de los mayores
que saben más como dicen de las cosas de la vida
ni los ángeles del cielo ni los demonios del mar
separaran jamás mi alma del alma de ANNABEL LEE.

No luce la luna sin traérmela en sueños
ni brilla una estrella sin que vea sus ojos
y así paso la noche acostado con ella
mi querida hermosa, mi vida, mi esposa.

En aquel sepulcro junto al mar
en su tumba junto al mar ruidoso.

Hace muchos, muchos años en un reino junto al mar
habitó una señorita cuyo nombre era ANNABEL LEE
y crecía aquella flor sin pensar en nada más
que en amar y ser amada, ser amada por mi

Etiquetas: ,

2 comentarios:

  • A las 7:25 p. m. , Blogger Ivy ha dicho...

    No se por qué pensaba que ya habías puesto esta canción en el blog. Ha sido una agradable sorpresa encontrámela hoy :)

     
  • A las 9:58 p. m. , Blogger Casinoyfurcias ha dicho...

    Pues encantado de que te haya gustado, para eso estamos :-)

     

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal